El fumador no nace, se hace fumador, después de la primera calada que se suele producir durante el periodo adolescente la cual provoca mareos, náuseas incluso vómitos, ya que nuestro cuerpo rechaza de manera natural lo que lo está intoxicando.

El adolescente se engancha al tabaco para poder pertenecer a un grupo social imitando su conducta , si dicha conducta se mantiene en el tiempo , se convierte en una adicción, ya que el tabaco contiene sustancias adictivas tales como la nicotina , el alquitrán y unos 4000 venenos que contiene cada uno de los cigarros que el fumador consume.

Si un fumador fuma al día como media 20 cigarrillos al cabo de 10 se ha fumado 72.000cigarros.

Y todo empieza con un primer cigarrillo fumado a escondidas, lo gracioso de todo esto es que cuando el fumador lo quiere dejar y se compromete con su entorno a dejarlo, pero no puede por sí mismo, vuelve a realizar la misma conducta de cuando comenzó a fumar, volviendo a fumar a escondidas.