Nº Registro 13.980
psicología, hipnosis y terapias alternativas
Sábado - 19.Agosto.2017

Mejorar las habilidades sociales del niño

 

¿Qué son las habilidades sociales?

Una habilidad social es una conducta que emite un individuo al relacionarse con otra persona, expresando opiniones, deseos, sentimientos de diferente forma, dependiendo de la situación en la que se encuentre, sin dañar derechos, pensamientos u opiniones de la otra persona, creando así un intercambio libre y totalmente abierto.

¿Cuándo se considerará habilidad social?

Se considerará habilidad social cuando se reúnan todos estos “requisitos”:

  • Se empezará expresando sentimientos, opiniones, actitudes, deseos.
  • Se debe tener en cuenta qué es lo que hay que decir dependiendo de la situación en la que se encuentre.
  • Hay que tener en cuenta que en un acto de comunicación las demás personas también piensa, opinan, desean, por lo que hay que tener respeto hacia el resto.
  • Resolver los problemas de inmediato. Aunque en muchas ocasiones, intentamos resolver un problema de la forma más adecuada para nosotros pero puede ser “dañina” para el resto y no darnos cuenta. Esto no interfiere a la hora de tener una habilidad social o no, ya que nosotros no podemos controlar las reacciones que tenga el resto.
  • Si somos capaces de comunicarnos y de cuidar nuestras relaciones, con el paso del tiempo esto será beneficioso ya que nos encontraremos con menos situaciones de conflicto con el resto.

Componentes de la conducta social

En muchas ocasiones se ha dado el caso en el que el contenido de las palabras ha sido el adecuado pero por la forma en la que se ha dicho a podido generar ciertas dudas de qué se quería decir. Por ejemplo, cuando queremos pedir algún favor, lo más normal es utilizar un tono suave, sin gestos bruscos y sin gritar, porque aunque el contenido pueda ser el mismo, al receptor puede causarle otra impresión. Los principales componentes de la conducta social son:

  • Componentes verbales: Hacen referencia a lo que utilizamos generalmente para relacionarnos, la conversación.
  • Componentes paralingüísticos: En este caso lo componen factores como el tono de voz, la velocidad con la que nos expresamos, la claridad a la hora de decir algo.
  • Componentes no verbales: Como pueden ser los gestos, miradas, las expresiones de la cara, ya que dependiendo de cómo se utilicen estos componentes pueden causar una reacción u otra a la persona con la que nos estamos comunicando.

 

COMPONENTES NO VERBALES

Dependiendo de cómo nos comportemos frente al resto a la hora de comunicarnos se podrán tener percepciones diferentes. En algunos casos, los componentes no verbales pueden ayudar para que te presten más atención a la hora de decir algo, o por el contrario, pueden causar ciertas dudas sobre lo que estás diciendo y que sin querer, el mensaje que quieres transmitir, se vuelva contradictorio. Casi sin darnos cuenta, los componentes no verbales hacen que tengamos una impresión sobre alguien en cuestión de segundos, bien sea por la forma de reír, de caminar, por como mueve las manos…

También existe la posibilidad de que los gestos que se realicen sean totalmente diferentes dependiendo del país donde se haga. Por ejemplo, el significado de extender tu palma de la mano hacia afuera generalmente significa “Parar” “Stop”, pero en Grecia este gesto está mal visto, y te pueden mandar a “tomar viento a la farola”. En definitiva, siempre hay que saber qué decir, pero sin olvidarnos de cómo decirlo.

Algunos de los componentes moleculares no verbales son:

La mirada:

Según investigaciones, las personas que por lo general miran a los ojos mientras están hablando están consideradas como personas competentes y seguras de sí mismas. Por el contrario, cuando una persona tiende a mirar para todos los lados, o agacha la mirada a la hora de hablar, está considerada como una persona tímida a la que le resulta difícil el hecho de comunicarse. Por otro lado, a la hora de escuchar a alguien, si nuestra mirada se clava en los ojos de la persona que nos está hablando, quiere decir que tenemos interés sobre lo que está diciendo. Si agachamos la mirada se puede interpretar como que tenemos prisa, que estamos distraídos o que no tenemos nada de interés.

¿En qué situaciones utilizamos más la mirada?

Generalmente utilizamos más la mirada cuando realmente nos interesa lo que están diciendo, cuando alguien nos atrae, cuando estamos escuchando o cuando nos sentimos superiores por razones económicas frente al resto.

¿En qué situaciones utilizamos menos la mirada?

En este caso, cuando tenemos demasiado cerca a una persona, cuando la conversación se trata de temas íntimos, cuando queremos ocultar algo o cuando nos sentimos inferiores a la otra persona.

Expresiones faciales:

Quizás, las expresiones faciales son las que más nos “informan” de cómo es la otra persona. A veces, queremos ocultar mediante nuestras expresiones lo que realmente sentimos, pero es inevitable que se escape alguna señal de cuál es nuestro estado de ánimo. Las funciones que generalmente tienen las expresiones faciales son:

Para indicar emociones, estados de ánimo, tales como la alegría, el miedo, estados de asombro, sorpresas, tristeza, desprecio…

En este caso, todas estas expresiones son iguales en el mundo, aunque sí es cierto que depende de dónde seas, se harán con más o menos énfasis. Otra característica importante de las expresiones faciales es que cuando se está manteniendo una conversación puedes mostrarle a la otra persona que la estás escuchando, dependiendo del mensaje que te está transmitiendo harás una u otra señal y sin tener que interrumpir en ningún momento la conversación.

La sonrisa:

Siempre asociamos la sonrisa con situaciones positivas, momentos de alegría… Aunque lo cierto es que no siempre es así. Por ejemplo, en algunas ocasiones cuando nos despedimos de alguien dándole la mano solemos dejar ver una sonrisa, que en este caso no es de alegría ni felicidad, sino de un gesto de cortesía y respeto hacia la otra persona.

Otro caso a la hora de mostrar tu sonrisa es cuando te sientes avergonzado/a por algo que ha sucedido. Esto crea un estado de nerviosismo que hace que sonrías meramente por el hecho de que estás nervioso/a y no porque la situación sea agradable.

También utilizamos la sonrisa para esconder situaciones que verdaderamente nos desagradan, y a lo que coloquialmente se le llama “sonrisa falsa”. En situaciones de coqueteo también solemos utilizar la sonrisa, para expresarle a la otra persona que nos atrae. En definitiva, poner una sonrisa es fácil, lo imposible está en lograr que no se nos note lo que realmente sentimos.

Gestos con las manos:

La forma de mover las manos será diferente dependiendo de la edad, sexo, cultura o habilidades que cada persona tenga. Con el movimiento de las manos mientras se habla se conseguirá transmitir seguridad, aunque sin excedernos, ya que los continuos y repetitivos movimientos de manos pueden hacer que se desvíe la atención.

¿Cuáles son los gestos que utilizamos para expresar alguna actitud?

  • Actitud pensativa: Solemos expresar esta actitud tocándonos la barbilla.
  • Mostrar sinceridad: Colocando la mano sobre el pecho.
  • Mostrar seguridad en uno mismo: Juntar la punta de los dedos de ambas manos.

¿Cuáles son los gestos que utilizamos cuando estamos tensos?

  • Movimientos hacia arriba y hacia abajo de los pies.
  • Continuos cambios en la forma de tener las piernas, bien sean cruzadas, estirarlas, contraerlas..

 

habilidades-sociales2COMPONENTES PARALINGÜÍSTICOS

Los componentes paralingüísticos son, a veces, difíciles de controlar, ya que cuando una persona está acostumbrada a comunicarse de una forma rápida y con un tono elevado le resultará difícil intentar hablar lento y con un tono suave. Algunos de estos componentes son:

Volumen:

Generalmente, dependiendo de la situación en la que nos encontremos, utilizaremos un nivel distinto de volumen, pero controlando que la forma en la que nos estamos comunicando no sea gritando.

  • Volumen alto a la hora de hablar: Cuando una persona se comunica con un nivel alto de volumen puede transmitir que está seguro, que controla la situación o incluso a veces, puede dar la sensación de que es demasiado bruto.
  • Volumen bajo a la hora de comunicarse: En este caso, tener un volumen inferior al normal puede transmitir cierta inseguridad a la hora de desarrollar una conversación, o que siente timidez.
  • Volumen moderado: Expresarse con un volumen normal casi nunca transmite nada negativo, y sí sentimientos de agrado, alegría.

Fluidez:

En este caso, la fluidez del habla se puede ver perjudicada de dos formas:

  • Si el exceso de muletillas, silencios o repeticiones de frases están muy generalizadas les podrá resultar difícil tener una fluidez adecuada.
  • En situaciones puntuales, especialmente cuando se sienten inseguras.

¿Cuáles son los tipos de problemas de la fluidez?

  • Continuo uso de silencios: Estar esperando a que alguien acabe una frase puede resultar muy molesto a la hora de la comunicación y puede crear desesperación.
  • Exceso de muletillas: Las muletillas se utilizan para rellenar los huecos de silencio que se pueden dar en una determinada conversación, y también transmiten el nerviosismo de la persona.
  • Repetición constante de palabras, tartamudeos o dificultades a la hora de pronunciar las palabras: Este tipo de problema es el más difícil de eliminar, y en la mayoría de los casos se debe recurrir a un profesional para eliminar este problema.

 

COMPONENTE VERBALES

El principal componente verbal es la comunicación. Aquí determinamos objetivos, nos proponemos hablar de cualquier tema e incluso de hacer peticiones.

¿Qué objetivos queremos determinar?

Nuestros objetivos principales son poder iniciar y mantener una conversación, expresar temas en público, defender los propios intereses, pedir favores, aceptar críticas y ofrecer nuestras opiniones, transmitir enfado, pedir perdón.

Aspectos a tener en cuenta

Para que una conversación resulte lo más clara y eficaz debemos de:

  • Respetar el tiempo de habla: Se debe procurar que el tiempo de habla sea el mismo para todos.
  • Transmitir interés: Es importantísimo que la otra persona sienta que la estás escuchando, haciendo gestos con la cabeza o con tus expresiones faciales. Eso sí, nunca debe ser constante ya que puede crear confusión e interrumpir la conversación.
  • Utilización de preguntas: Gracias a las preguntas una conversación raramente se habrá acabado. Las preguntas muestran cierto interés cuando alguien te está comentando algo, por lo que plantearlas será beneficioso para la comunicación.

ESTILOS DE COMPORTAMIENTO Y DE COMUNICACIÓN

Cada persona es un mundo, por lo que los estilos de comportamiento y comunicación son muy variados.
Algunos de estos estilos son:

Estilo Pasivo o Inhibido de la conducta no verbal

Podemos decir que una persona presenta este estilo cuando agacha la mirada evitando así mirar a la cara, cuando su tono de voz es más bajo de lo normal, cuando realiza ciertos gestos de inseguridad o cuando su postura corporal se encuentra hundida.

Estilo Pasivo o Inhibido de la conducta verbal

En este caso, comportarse de forma pasiva puede ser ventajoso a corto plazo, ya que intentando no “molestar” se evita el problema, pero luego a la larga el problema sigue estando ahí y es cuando llegan las consecuencias. Por ejemplo, las consecuencias que pueden acarrear los comportamientos pasivos de las personas son:

  • Que la persona empiece a tener un bajo estado de autoestima.
  • Que no sea tomada en cuenta a la hora de hacer alguna elección.
  • Que le aparezcan estados de malestar, como puede ser depresión, angustia o ansiedad.
  • Que no pueda realizar objetivos propios ni satisfacer sus propias necesidades.

Estilo Agresivo de la conducta no verbal

  • Exceso de tiempo a la hora de mirar a alguien a los ojos.
  • El tono de voz está bastante por encima de lo normal.
  • Demasiada rapidez a la hora de hablar.
  • Gestos de superioridad, de frialdad o de amenaza, tales como los brazos cruzados, manos en las caderas…

Estilo Agresivo de la conducta verbal

Con este estilo también se consiguen beneficios a corto plazo, ya que tener comportamientos de superioridad pueden darte en ese momento sentimientos de poder, pero que a la larga traen problemas como:

  • Puedes crear desconfianza a las personas de tu alrededor.
  • Ser demasiado agresivo puede hacer que las personas se alejen de ti y por lo tanto quedarte solo.
  • Tensión en las relaciones personales, por lo que se convertirán en relaciones frustradas.

Estilo Asertivo de los componentes no verbales

La característica principal de este estilo es tener claro lo que se quiere transmitir, ya que a lo largo de nuestra vida se han dado casos en los que hemos comenzado a tener una conversación para lograr algo y realmente no sabíamos ni lo que queríamos conseguir. Algunos de los componentes no verbales que presenta este estilo son:

  • La mirada es directa hacia los ojos de la otra persona pero sin ser excesiva. Es decir, se debe fijar cuanto tiempo debemos estar mirando directamente a los ojos para no transmitir una situación de amenaza.
  • El tono de voz debe ser normal.
  • Las expresiones y gestos deben estar acorde con la situación, sin demasiados movimientos o muecas.
  • La distancia interpersonal debe ser la adecuada, ya que demasiada cercanía puede transmitirle a la otra persona agobio o incluso miedo.

Estilo Asertivo de la conducta verbal

  • Los mensajes que se quieran transmitir deben de ser en primera persona.
  • Expresar de forma clara y precisa lo que se quiere, se siente o se necesita.
  • Intentar no poner excusas a cada cosa que se dice.
  • Si realizamos una correcta comunicación, los demás se sentirán más cómodos a la hora de hablar con nosotros, por lo que la relación será más duradera y más satisfactoria.

PENSAMIENTOS ERRÓNEOS

Los pensamientos son parte de nuestra vida que se producen de manera totalmente automática y normal. En muchas ocasiones, los sentimientos variarán dependiendo de nuestro estado de ánimo. Otros, nos ayudarán a tener más seguridad en nosotros mismos. Los pensamientos se pueden diferenciar entre racionales e irracionales. Se considerará pensamiento racional cuando los datos sean objetivos y basados de alguna forma en algo real, por lo contrario, cuando carecen de datos reales se considerará irracional.

Aunque a veces, las personas tenemos tendencia a interpretar erróneamente estos pensamientos, por lo que percibimos situaciones totalmente incorrectas que perjudican a nuestro estado de ánimo. Algunos de los errores de pensamiento son:

Pensamiento dicotómico:

No hay término medio. O todo o nada. “No se puede hablar con esta señora, siempre está enfadada”

Sobregeneralización:

Cuando nos ha ocurrido alguna cosa negativa pensaremos que siempre nos va a ocurrir y nos va a llevar al fracaso. “Si vuelvo a decirle algo seguro que me ignora”

Creemos adivinar el pensamiento:

En este caso sacamos conclusiones precipitadas sin haber ningún motivo por el cual preocuparse. “Está claro que no le caigo bien a Juan”

Magnificación y minimización:

Le damos más importancia a lo negativo y le quitamos importancia a lo positivo. “ Los chicos del cine me ofrecieron palomitas, seguro que se les habían caído al suelo”

ETAPAS PARA CONVERTIR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS EN POSITIVOS

Los pasos que hay que seguir para eliminar los pensamientos negativos e irracionales son:

  • Identificar qué situaciones nos producen que tengamos estos pensamientos y que no nos dejan actuar como realmente queremos.
  • Una vez identificadas, debemos de reconocer cuáles son las emociones que tenemos en dichas situaciones.
  • Debatir si los pensamientos que has tenido tienen la suficiente validez para creer que son reales o si deberías plantearte el pensar firmemente que lo que creemos no es la realidad.
  • Cuando todo esto esté claro, debes determinar una serie de pensamientos alternativos, para cuando se produzca alguna situación de pensamientos “irreales” puedas aplicar lo positivo y ver las cosas de otra manera.
    Psicologos expertos
    en hipnoterapia clínica,
    te ayudan a resolver
    tus problemas.
    Centro de psicología inscrito en el servicio de centros y establecimientos sanitarios de la comunidad de Valencia. Nº de registro 13.980
    Soberana Sáez Sáez
    Psicóloga Colegiada: CV 08024
    Política de privacidad | Opine sobre nosotros
    Instituto Somos centro de psicología
    Plaça de l'Ajuntament, 19 - 46002 Valencia
    Equipo de psicologos en Valencia que dan tratamientos con terapias alternativas mediante hipnosis clínica (hipnoterapia)
    Desarrollado por ilatina
    v04.12:0.05 GestionMax
    enviar mailver mapa96 155 02 66 | 616 962 993PEDIR CITA