¿Qué buscas en una terapia psicológica?

Cuando te planteas buscar un psicólogo o ayuda psicológica de algún tipo es porque la situación o las circunstancias de tu vida pueden contigo , entonces buscas fuera lo que desde dentro eres incapaz de ver y solucionar por ti mismo ya que se produce lo que nosotros los psicólogos denominamos un embotamiento afectivo y /o emocional .

Cuando haces la llamada y al otro lado del auricular te contesta una persona preparada y te profesionalmente formada para atender a tus demandas , y sientes que te está escuchando , comprendiendo y empezando a disipar esa nube negra que se ha colocado en tu mente y que no te deja ver más allá de tus pensamientos negativos y esa espesa obscuridad que no te deja ver la luz y te das cuenta que esa persona ya te está cogiendo de la mano y te puede ayudar a disipar tus miedos , a que emprendas un camino hacia la claridad del pensamiento , hacia tu renovación interior , hacia una vida con ilusiones renovadas , haciéndote ver que tienes capacidades que ni siquiera tú eres consciente , que tienes cualidades que no aceptas , que eres un ser único e irrepetible .En ese momento se enciende en ti una luz y te das cuenta que esa persona es la que tú buscabas para recorrer ese nuevo camino que acabas de emprender.

Cuando vas a consulta la primera vez, es normal que estés nervioso, lleno de dudas y expectante, pensando que vas a invertir un dinero y si preguntándote realmente necesitas la ayuda psicológica que tanto tiempo te has negado a buscar.

Cuando te recibe la persona que ha estado hablando contigo por teléfono, sientes que has hecho lo correcto, te das cuenta que en su mirada se refleja la serenidad, la bondad y la sabiduría brota de su boca, al ir ofreciéndote en todo momento su confianza y su buen hacer.

Te das cuenta que no tienes nada que temer, y entonces te muestras tal y como eres, sin tapujos, ni inhibiciones, sin mentiras, sin miedo a mostrar tus debilidades ya que no te sientes juzgado, ni exigido.

Después de esa primera consulta se marcan las pautas a seguir, se te enseñan a utilizar herramientas terapéuticas y se van viendo los avances que vas consiguiendo tras el trascurso del camino hacia la trasformación, que ya has emprendido.

Pero, ¿Qué tienes que hacer Tú?

Las terapias bien realizadas son activas, se trata de que haya movimiento, ya que los problemas psicológicos y emocionales suelen producirse porque hay un estancamiento, las personas dejan de hacer cosas por miedos o por falta de motivación en los casos de depresiones.

Cuando la terapia no funciona, y el psicólogo la está promoviendo activamente, tenemos que ser sinceros con nosotros mismos y preguntarnos, si realmente estoy haciendo lo que se me pide para cambiar aquellos aspectos de mí que no están funcionando y que hacen que no salga de mi forma habitual de pensar, sentir, y actuar.

Echarla culpa al otro o los otros no solucionada nada, si tú cambias tu propia realidad, todo cambia a tu alrededor, si prefieres seguir adoptando una postura victimita y derrotista con la que al final te quedas solo, aunque también puede ser una opción elegida por ti, al fin y al cabo nadie te obliga a vivir manteniendo una aptitud pesimista ante las cosas que te ocurren en la vida, lo único que nos queda en este caso ,es respetar tú decisión, tomes la que tomes.