//Trastornos de personalidad

Trastornos de personalidad,  tratamientos

¿Que diferencias existen entre problemas psicológicos y problemas de personalidad?

Un problema psicológico simple, como puede ser un proceso ansioso o depresivo, obedece a un conflicto concreto de una persona madura y equilibrada, que presenta una dificultad referida a otra persona o circunstancia determinada, una experiencia particularmente dolorosa, ciertos momentos difíciles de la vida, etc. Pero, una vez resuelta la crisis, la persona recupera su carácter maduro y satisfecho.

Los problemas de personalidad, en cambio, afectan a todo el carácter del individuo, a su forma de ser y actuar, con lo que hay pocas facetas maduras en su personalidad.

El DSM-IV, actual vademécum de los problemas mentales, considera 10 trastornos básicos de personalidad:

  • paranoide
  • esquizoide
  • esquizotípico
  • antisocial
  • límite (TLP)
  • histriónico
  • narcisista
  • evitativo
  • dependiente
  • obsesivo-compulsivo

Todos ellos, independientemente de sus síntomas y conductas externas, coinciden en una insatisfacción e inadaptación más o menos extremas a la vida, lo que les lleva a la soledad íntima, la inmadurez, el desamor y el miedo.

Las personas que en su desarrollo infantil, no han podido crecer y sentirse adecuadamente seguras del mundo y de sí mismas, son los potenciales pacientes de estos trastornos que llegan a no ser felices y no pueden hacer felices a los demás.

Los síntomas de los trastornos psicológicos simples y los de los problemas de personalidad son iguales; La diferencia es la cantidad y perpetuidad. Por ejemplo, una persona fundamentalmente madura puede sufrir de repente un trastorno obsesivo, sin afectar a otras áreas de su vida. Pero si la vida entera de esa persona resulta afectada por síntomas obsesivos -en cualquier momento y circunstancia-, entonces hablamos de trastornos de personalidad en concreto “trastorno obsesivo de personalidad”. La cantidad de síntomas neuróticos será proporcional a la intensidad de las heridas psicológicas sufridas por la persona desde su infancia.

Educar no es llevar el niño al colegio y regalar juguetes, Educar es crear los cimientos de la futura autoestima, autonomía y felicidad del niño a través de es cariño, aceptación y cuidados psicofísicos.

Los problemas de personalidad se van desarrollando durante un largo periodo, y pese a que realices tratamientos de trastornos de personalidad, tardarás mucho tiempo en superarlo ya que lo que subyace siempre es desamor, miedo, culpa y/o rabia, emociones profundamente arraigadas a la persona. Además se presenta dificultad de la desconfianza del sujeto frente al terapeuta y, por supuesto, su miedo a dejar de ser él mismo.

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)? El TOC está considerado como uno de los trastornos de ansiedad. Este trastorno está caracterizado por obsesiones, pensamientos, ideas que provocan un estado de ansiedad y para calmarlo durante un momento, la persona realiza una serie de acciones [...]

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)2019-05-03T12:51:09+02:00
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la usabilidad y seguridad de la página web y obtener datos estadísticos de la navegación de los usuarios. Aceptar